jueves, 22 de diciembre de 2011

Felices Fiestas

Quiero aprovechar estas líneas para desearos, a todos los aficionados al Football y en especial a los seguidores de los Broncos, unas Felices Fiestas Navideñas, además de daros las gracias por el seguimiento que hacéis al blog y por vuestra gran colaboración, sin vosotros sería imposible sacar esto adelante. Muchas Gracias y Merry  Christmas!!!!


Broncos Christmas Song


                        





martes, 20 de diciembre de 2011

Broncos 23 - Patriots 41

Gran partido el que pudimos disfrutar la noche del Domingo, en el que volvió a quedar demostrado que cuando el engranaje ofensivo de los Pats, con Brady al frente funciona, son totalmente imparables y es una auténtica gozada verles jugar a esto.



El partido no pudo empezar de manera mas espectacular. Tres drives, tres Touchdowns, lo que hacía presagiar, para nuestra desgracia, que antes o después no podríamos seguir el ritmo. Un ritmo que nosotros mismos nos encargamos de cortar, en forma de errores, cuando mejor juego estábamos realizando. No quiero que suene en forma de excusa dejando claro que a día de hoy, ya no nosotros, creo que cuando Brady está enchufado y su ataque funciona nadie, excepto Saints y Packers podrían presentarles batalla en un partido a ida y vuelta.
Aún así sigo pensando que les pusimos las cosas demasiado fáciles. Si un equipo pequeño quiere al menos dar guerre y plantar cara a todo un equipazo como los Patriots, no puede cometer es tipo de errores, porque te lo hacen pagar si o si. El coste de nuestros errores fue de un Touchdown y dos Field-Goal. Dar 14 puntos extra al equipo rival con lo que nos cuesta anotar es firmar tu sentencia.
Esta vez nuestro pass-rush no fue tan efectivo como en otras ocasiones, debido en mi opinión a la gran velocidad con la que ejecutan las jugadas los Pats, donde ninguna presión puede llegar a ser efectiva sin un acompañamiento perfecto de la secundaria. ¿Y que puede hacer la secundaria ante un gran grupo de receptores donde cualquiera es mas peligroso que el anterior? Pues eso, lo que pueda. Intentaron centrar sus esfuerzos en tapar a Welker y Gronkowski, los receptores favoritos de Brady, cosa que proveyeron Bellichick y Tom usando desde el principio a Hernández, que fue una pesadilla constante. Y si además te despistas como Goodman hizo con Ochocinco, Brady rápido localiza el error y te lo cobra.


Fox y Allen intentaron superar la infranqueable línea Pat (menudo partido se marcaron!) mandando algún blitz que otro por parte de los safeties pero ni aún así conseguimos sorprenderles. Sólo cuando cambiaron de lado a Dumervil para conseguir superioridad física con Miller, lograron superar la línea  en la que Elvis cazó de manera espectacular a Brady, que se levantó sin inmutarse. La nena, como dicen algunos, también es dura de cojones. Rápido corregió Bill situando alternativamente a Hernández y Gronkowski sin salir a buscar el pase anulando al instante la superioridad ganada por Elvis y Von. No es que nuestra defensa estuviera blanda o jugara mal, dieron todo lo que tenían pero ante una línea tan poderosa y trabajada no pudieron. Eso sumado a que los LB debían estar mas concentrados en ayudas dio por ganada definitivamente la batalla a la línea de B.B. La versatilidad del ataque quedó patente en los números, cinco Touchdowns, cinco nombres distintos. Están a otro nivel. De la actuación de equipos especiales ayer, mejor ni mencionarlo.


En ataque pudimos ver el mejor Tebow de la temporada. Cada vez mas sereno en el pocket y seleccionado muy bien la mejor opción para el pase. En sus primeros partidos como titular, de estar cubierta la primera opción, a correr o balón a la banda, a día de hoy está mucho mas sereno y sabe esperar y buscar otras alternativas, corriendo cuando lo ha de hacer y tirando el balón a la banda en la misma circunstancia. 11/22 y 194 yardas, números muy normalitos si, pero en realidad solo falló en dos envíos, los demás fueron balones a la banda y si sumamos 93 yardas terrestres con 2 Touchdowns quedan unos números bastante aseaditos no? Vuelvo a repetir que no me gustan los números y me quedo con las buenas sensaciones que me dejó Tebow pese a la derrota. Se está haciendo un trabajo express y sobre la marcha y a pesar de todo se van viendo resultados muy positivos que esperemos mejoren la temporada que viene al igual que se mejore la plantilla, bastante coja y corta de calidad. El caso que mas me preocupa es el de McGahee. No acaba de recuperarse de sus problemas y como no lo den descanso, en caso de llegar a esos playoffs tan deseados, no vamos a poder contar con él, y Ball y Johnson están ahí, no se les puede pedir mas de lo que dan. Y con Dawkins pasa lo mismo, necesitamos a ambos a su mejor nível para llegar con unas mínimas garantías de plantar cara en ese partido que todos deseamos ver cuando finalice la temporada regular.
En fin el partido a servido para corroborar la diferencia que existe entre los equipos que se van a jugar el campeonato y nuestro equipo, que a estas alturas solo puede pelear por liderar el pelotón de los torpes, pero que va por el buen camino, aunque sea muy muy largo, y quizás nunca llegue a su destino, pero si no trabajas y te esfuerzas en realizarlo de seguro que no lo lograrás.


Tampoco creo que la derrota nos halla afectado lo mas mínimo emocionalmente para seguir la lucha por los playoffs, y que los Raiders con su derrota siguen empeñados en facilitarnos. Ahora mismo el rival es San Diego, por lo que ganar a los Chiefs será vital. Aunque el primer paso sea ir a Buffallo, de nada serviría la victoria si perdemos contra Chiefs, la vuelta de Orton a Mile High se va convirtiendo por momentos en una película de miedo cuyo final puede ser memorable.
Miedo?? NINGUNO!!!!

domingo, 18 de diciembre de 2011

De Nadal, Federer, Tebow y Brady

Ayer por la mañana, al levantarme de la cama me dispuse a rematar la previa del partido de esta noche, el último parte de bajas, correcciones y esas mindangas.
pero hubo dos hechos que trastocaron por completo mis planes. El primero ya lo habéis podido comprobar, Jordi, autor de Ilegal Return, me enviaba un correo en el que me pedía el derecho a una réplica de la entrada de Bronco. Acepté encantado. El segundo fue aún mas sorprendente, un amigo me llamó diciendo: "Hay un reportaje en el Marca del tío ese del que tanto hablas" Al momento se me vino a la cabeza Mariano Tovar, y pensé, los líos de las últimas semanas en su blog han conseguido llevarle a un punto de plantarse en el despacho de Relaño y convencerlo para escribir lo que realmente le de la gana sobre Tim, donde partidarios y detractores se quedaran con las ganas de montar batallitas inútiles.


Por eso mi respuesta fue la de intentar corregir a mi amigo: "¿No será en el As?","No, no, es el Marca", "Bueno, ahora bajaré al kiosco a por él para verlo".
Bajé al kiosco, compré el Marca, y ahí estaba el bueno de Tim, en la doble página central a todo color, como se solía decir.
Tengo que reconocer que me dejó impresionado la magnitud que está llegando a coger el bueno de Tebow incluso fuera de sus fronteras. No es normal ver una doble página en ningún periódico de nuestro país sobre Football de no ser por la llegada de la SuperBowl. Lo del ABC me sorprendió menos por otros temas claramente extradeportivos.
Continué ojeándolo, mas por curiosidad que otra cosa, ya que por mi corazón culé soy bastante reacio a leer los diarios de Madrid, y allí me encontré a Nadal. Entonces lo vi todo claro. No hay nadie mas parecido a Nadal en todo el mundo del deporte que el propio Tebow. Siempre salvando las distancias porque son deportes totalmente opuestos, uno individual y el otro colectivo. Pero según subía hacia mi casa no encontraba mas que similitudes entre ambos. Pero lo que para uno puede ser una virtud y se alaba, para el otro no parece mas que inconveniente o motivo de crítica. El primero y mas evidente es que los dos usan su brazo izquierdo como  arma para desarrollar su juego. En el caso de Nadal es toda una ventaja, mientras que en el de Tebow ha podido ser una desventaja para adaptar el plan de juego del ataque. Sigamos, ambos poseen un físico envidiable. Para Tim es una pega ya que parece que su físico le impide realizar su trabajo y debería convertirse en Tight End o Fullback, en Nadal es todo lo contrario, sus bíceps, imposible de encontrar en ningún otro jugador de tenis, crean admiración en vez de controversia, nadie se plantea que su gran desarrollo muscular le impidan desarrollar su profesión. Cosa que sería totalmente ridícula y absurda. ¿Y en Tebow?
La pesadez de Tebow en el tema religioso es mas que comparable con la manía de Nadal de sacarse el calzoncillo del culo una y otra vez. ¿No conoces los Boxer Rafa? Pero estas costumbres saben sacarla un gran rendimiento, a uno le sirve de inspiración y motivación ya al otro para darse un respiro y poner nervioso a su rival.


A poquito que sigáis el tenis sabréis que la principal arma que todo tenista debe tener es el servicio. Todo gran tenista que se precie debe tener un gran servicio para poder dominar al rival y llevarse los partidos. Rafa nunca lo ha tenido, difícilmente lo tendrá, pero si es verdad que ha progresado bastante. Ese inconveniente quizá le halla hecho explotar mas sus otras cualidades para poder llegar a donde ha llegado a base de trabajo, esfuerzo y sacrificio.
El principal arma de un Quarterback es y será, el pase. Tebow no es que no sepa pasar, quizás no lo haga de una manera tan perfecta y consistente como lo hacen Brees, Rodgers o Brady, pero sabes pasar, si no no se explica como en los últimos cuartos lo hace de esa manera. ¿Suerte? Quizás en un pase o un día puede, cuando es repetitivo no puede ser suerte.
Pero mientras que en los progresos de Rafa se ha tenido paciencia e incluso se ensalzan debido al trabajo que tienen detrás en Tebow se niegan y desprecian.
Es seguro que al igual que Rafa, pese al mucho trabajo que hagan jamás llegarán al nivel de los mejores, pero si es capaz de llegar a un nivel de 7, suponiendo a Brees y compañía un nivel 10, podrá luchar con ellos de igual a igual como hace Rafa. Mucho aventurar si, pero demostrado está que con trabajo todo es posible.
Técnicamente son casi idénticos. A ninguno de los dos se los utilizaría como ejemplo en vídeos para escuelas de aprendizaje. Para eso ya se utilizan los de Federer y Brady. Ambos suplen esas carencias con otro tipo de juego o tácticas. Mientras que para Tebow se utilizan multitud de jugadas de Screen o Fakes para sus pases que tanto molestan al personal, Nadal se sirve de revés a dos manos y bolas altas que parecen solo incomodar a su rival.
Cuantas épicas remontadas hemos visto a Rafa con dos sets en contra y tres puntos de break a favor del rival, a base de casta y cojones los sacó adelante para disfrute de todos nosotros. En esas remontadas no cabía la suerte ni el acojonomiento del rival, simplemente se basaban en casta, pundonor, muchos cojones y poderío físico. En el caso de TebowTim no tendrían rival.
Y fuera del deporte ambos serían el yerno elegido por las madres de el mundo, por su simpatía, solidaridad y gran educación, a ninguno hemos visto hablar mal de sus rivales pese a los palos que han recibido, todo lo contrario.
Podíamos seguir encontrando mas y mas similitudes entre estos dos grandes deportistas, uno lo ha conseguido todo y al otro le falta conseguirlo profesionalmente, pese a la diferencia de criterios a la hora de juzgar a uno y a otro por asuntos similares, antes de que me crucifiquen diré que Rafa se ha ganado todos los respetos del mundo porque lo ha demostrado a base de títulos, conseguirlos de forma colectiva es mucho mas complicado y sin ellos es muy difícil llegar a ser reconocido, pocos jugadores lo han logrado sin llegar a ganar nada, incluso a Messi le falta un Mundial!!
En lo que seguro que coincidiréis conmigo es que mas allá de sus resultados deportivos, ambos son un gran ejemplo para las nuevas generaciones, de que con trabajo, esfuerzo y sacrificio, cualquier objetivo es posible.


Y para no cambiar el hilo y seguir con las comparaciones con el mundo del tenis, esta noche nos enfrentamos al equipo del Federer del Football, Tom Brady. Son el prototipo perfecto en cada una de sus profesiones. Es una gozada verlos en una pista de tenis o un campo de football, como busca los vértices de la pista Roger, como encuentra esos huecos imposibles Tom, todo hecho con una estética y una aparente naturalidad que resulta imposible imitar, y además parece no costarles ningún esfuerzo, ese revés de Roger que sale como un misil sin que se le mueva el flequillo, y esas bombas teledirigidas que lanza Tom sin realizar aspavientos son una delicia para la vista. Además poseen una gran planta, que hace que sean iconos de la moda y que hace que las madres del mundo les quieran para ellas en vez de para sus hijas.


El problema es que Federer, digo Brady, no viene solo, viene acompañado por una banda que todos conocemos a la perfección y que asusta aumentando de nivel a medida que pronuncias sus nombres. Branch, Hernández, Welker y Gronkowski serán una auténtica pesadilla para nuestra secundaria. Es imposible controlarlos a todos, necesitaríamos salir con 16 jugadores y aún así Brady podría encontrar una mínima fisura que consiguiera derribar la muralla. Para minimizar daños nuestro pass-rush deberá volver a dar el 200% ante una ofensiva bastante trabajada y compenetrada. Medio segundo es una eternidad en la que Brady encuentra la opción con la que mas daño te pueda causar, poder restarle esas décimas pueden hacer que no salgamos heridos del partido para la batalla final por los Playoffs. Todo lo que no sea una humillación, aunque no sea propio decirlo, será bueno para los Broncos a la hora de afrontar los últimos tres partidos y conseguir el objetivo de ganar la división y volver a ver unos Playoffs en Mile High. 
De ganar el partido prometo ir corriendo hasta El Henar (Una Ermita que hay a 9 kilómetros de mi pueblo,Cuéllar) con documento fotográfico que lo atestigüe, y poner una vela convirtiéndome del todo a la iglesia Tebowiana.

sábado, 17 de diciembre de 2011

En La Cueva Del Lobo - by Jordi (Ilegal Return)

Supongo que a estas alturas todos conoceréis el blog Ilegal Return, para los que lo desconozcáis es uno de los mejores blogs que nos podemos encontrar en castellano, sobre la NFL. Su autor es Jordi, un grandísimo aficionado al Football, con el que últimamente he intercambiado opiniones, como no podía ser de otra manera, sobre Tim Tebow. Tras leer la gran entrada de Bronco me pidió que si podría poner una réplica en la que expresaría su opinión, como podéis imaginar, totalmente opuesta a la de Bronco y la mayoría de vosotros incluida la mía. Dentro de esta gran familia que deberíamos ser los aficionados al Football en este país, deberían tener cabida todas las opiniones y argumentos, siempre desde el respeto, y en que cualquier tipo de pique al rival sea siempre hecho desde el humor. Últimamente, no se si por el caso Tebow, todo esto se está perdiendo. Yo mismo mandé un que "Os Den" harto de discusiones que no llegaban a ningún sitio. No olvidemos que todo por lo que nos gusta este deporte y que tanto nos gusta pregonar, a las primeras de cambio olvidamos para dejar paso a aquello de lo que intentamos apartarnos, que nos es otro que el estúpido forofismo que se da en el mundo del fútbol, en el que se ha llegado a un punto en el que un padre no pueda acompañar a su hijo al estadio rival con la camiseta de su equipo favorito. Estúpidos habrá en todos lados me diréis, pero intentemos no subir el número incorporándonos a dicho grupo. espero que esto sirva de ejemplo y demostremos que de verdad los aficionados al Football, lo somos, y que ésta gran pasión nos una antes de que nos distancie del todo.

Aquí os dejo con Jordi:



EN LA CUEVA DEL LOBO
He tenido ocasión de cruzar comentarios con Kike, autor de este blog, y me alegra haber comprobado que, aún en trincheras opuestas, hablando, la gente se entiende. Animado por tal experiencia y convencido de que no ha sido la típica excepción que solo confirma la regla, me apresto a meterme en esta “cueva del lobo”, convenientemente equipado con mi chaleco antibalas, para replicar el artículo de Bronco. Desde mi particular punto de vista, allá voy!.
ES PRONTO PARA VALORAR A TEBOW. Nos hemos acostumbrado todos a quemar jugadores con más facilidad con la que nos cambiamos de calcetines. Vemos el primer minuto de cada quarterback y lanzamos nuestra sentencia: “Tebow no vale como quarterback, Blaine Gabbert es un incapaz, Andy Dalton sería un Tom Brady si tuviera mejor equipo y Cam Newton llegará a ser the number one”. Sí, es injusto. Pero seamos sinceros, no es algo que sólo afecte a Tim Tebow, sino una práctica universalmente extendida. Así que no deberíamos quejarnos cuando el aludido es el fullback y no cuando el señalado es otro. Por otra parte debemos de reconocer que todos somos juzgados. Y no en el amplio margen de una temporada sino día a día, hora a hora. En el trabajo y en nuestras vidas, nuestras acciones son valoradas continuamente. Nadie nos dice: haced lo que queráis y dentro de unos meses lo valoramos!. No se le dio esa oportunidad a Kyle Orton, nadie clamó para que condujera el ataque de los Denver hasta finalizar la regular season y luego juzgar!. Quien piense que por llamarse Manolo, Juan, Carlos, o Tim -por increíble que nos parezca-, va a escapar de ser criticado cuando lo merezca –o alabado cuando se lo gane-, es que no ha entendido de qué va el negocio; si ni siquiera los Rodgers, Bradys o Mannings se salvan de una colleja cuando no juegan bien, ¿en base a qué razonamiento exigimos que Tebow sea una excepción?.
Tebow juega de quarterback en un equipo profesional de la NFL y, por tanto, está expuesto a la crítica, a la valoración, al juicio de todos, si hace falta minuto a minuto, empezando por sus propios aficionados, pasando por los técnicos, siguiendo por el ‘cagadubtes John Elway, continuando por el resto de opinadores profesionales y terminando por el último de los blogueros en el lugar más perdido del mundo. Acabo de descubrir para algunos la sopa de ajo.
EL PAPEL DE LA DEFENSA. En realidad Bronco asume que parcialmente está de acuerdo con el reconocimiento que la defensa naranja debe de tener, así que no hay mucho más que añadir salvo que señala que esta eficiencia defensiva tiene que ir acompañada de un ataque que resuelva las situaciones. En efecto, es lo que he predicado cuando se atribuyen las victorias sobre los hombros de Tebow: la victoria tiene muchos padres pero la derrota es huérfana. En la estrategia de Fox cada uno debe cumplir su papel: reducir el partido a anotaciones bajas y llegar al rush final con opciones a la victoria. Y ahí Tebow es un tiburón con instinto asesino. Pero si la base falla, y la base es la defensa, el equipo se desploma como así ocurrió contra los Lions. La defensa juega mejor, semana a semana, ha recuperado a jugadores de importancia y su importancia en el balance del equipo, manifiesta.
 TEBOW NO ES UN QUARTERBACK. Hace algunas semanas leí en este blog un artículo en donde se hablaba de la incapacidad de los fans NFL a aceptar roles que no correspondieran al quarterback prototípico. Y nos lo dicen a nosotros que, año a año contemplamos y disfrutamos con el primero de los pocket passers clásicos hasta el último de los runners como Vick o Newton!. Así que no, vayan olvidandose de ese talibanismo solo utilizado como argumento vacío. Aquí se admite todo y esa idea, presentada como argumento, es tan falaz como malintencionado. 
Tebow es un quarterback. Juega en esa posición y así ha llegado a la NFL, por si alguien lo ha olvidado, una de las ligas más profesionalizadas, especializadas y exigentes del planeta. Otra cosa bien distinta es la valoración que de su juego se haga. Por el microscopio del análisis pasan los profesionales, quieran o no y todos ellos son juzgados bajo los mismos criterios. Tebow tiene un brazo potente y una capacidad de correr fascinante. Nunca lo hará con la agilidad de Vick –nadie se lo hay pedido que se sepa-, tampoco con la visión de Newton y cualquier comparación es odiosa. Tebow tiene su particular estilo, muy parecido a cómo se movería –por tipología-  un fullback y de ahí parte la broma. A Dios gracias ha dejado de ir al choque en sus carreras. No creo que nadie se alegrara al ver como, en cualquier choque, ese chaval quedara lesionado.
Pero seamos sinceros. De un quarterback se esperan ciertas características. Podemos perdernos en consideraciones secundarias pero los criterios siempre han sido muy claros y, en realidad, es la parte más difícil en la transición que cualquier quarterback tiene que recorrer desde la universidad hasta la liga profesional. En el caso de Tebow –y de muchos otros-, sufrirá al ver como no siempre su equipo adoptará una posición de shotgun cuando quieran jugar al pase o cuando descubrar que sus carreras serán más difíciles de conseguir y a un precio más alto. Por el mismo método que los running backs son juzgados por las yardas de carrera que acumulan, o la facilidad con leer los gaps o rectificar sus rutas o los wide receivers, recepción, agilidad y velocidad o, los linebackers, capacidad de asaltar al quarterback rival y cobertura, etc. Todos ellos pueden constituirse en líderes del equipo, inspirarlos y jugar la baza psicológica. Pero la parte central, ese bosque que algunas veces puede quedar oculto tras algunos árboles, está muy definida. Creo que todos reconoceremos que Tebow, teniendo un brazo potente y siendo una arma mortal en situaciones especiales del juego, exhibe carencias muy importantes; entre las más destacadas: falta de precisión, escasa lectura de las defensas rivales. Y eso no es ni ser un reaccionario, un intolerante ni un anti-Tebow; cuando uno contrata a un alero espera que, en primer lugar, tenga buen tiro. Si además aporta rebote, velocidad o liderazgo, mucho mejor.
Significativo es que hasta hace poco, Tebow no entraba en algunas clasificaciones, no porque volcasen sobre él todo el odio contenido, no porque creyeran excesiva la exhibición que de sus creencias religiosas hace (sino queremos mezclar deporte con política, ¿por qué sí hacerlo con la religicón de cada uno?), porque lo odiaran o lo temieran, sino simplemente porque no alcanzaba el número mínimo de pases exigidos –no recuerdo si intentados o completados-, como para figurar en ellas. Ser el trigésimo entre treinta y cuatro quarterbacks es un frío pero claro dato. Más significativo aún es ver como la estrategia de John Fox se ha ajustado a la realidad, decidiendo que cuantas menos jugadas de pase se den a Tebow, mejor para todos. ¿Qué pensaríamos de un quarterback llamado Phil McCallahan si, apenas llegara al 50% de pases completos o cuando gran parte de sus partidos no superase el 25%?. Seguramente muchos opinarían que o bien no tiene nivel para jugar en la NFL como quarterback, o que está muy lejos aún del nivel medio; ¿verdad?. Que cada uno que llegue a su propia conclusión. Repito, estoy hablando de las características básicas que un quarterback debe tener con independencia de su estilo y su influencia sobre la moral de sus compañeros.
En las últimas semanas han aflorado todo tipo de estadísticas comparativas. Que si el propio Elway registró peores números en su primera temporada, que si el otro aún fue mucho peor, etc. Me parecen bien estos datos porque nos enseñan lo que al principio comentábamos: un quarterback necesita crecer y evolucionar. La parte engañosa es que eso puede inducir a alguien a pensar que, indefectiblemente, cualquier mal inicio de carrera de un quarterback acabará siendo un jugador del nivel de los mencionados.
Nunca jamás he dicho que no podamos ver en él, dentro de unas temporadas, a un puto crack. En este sentido no comparto la seguridad todos expresáis. Una confianza que ni siquiera John Elway tiene. Quizá lo más probable es que Tebow acabe siendo un quarterback, ninguna estrella, pero con una peculiar combinación de cualidades que su equipo sepa exprimir. Yo no creo que pueda ser un buen quarterback para una franquicia como los Broncos. Deseo para ellos algo más. De hecho, mi puerta siempre está abierta a ello. Pero hoy por hoy, la realidad fría, de Tebow es la que es. Solo el tiempo lo juzgará finalmente.
 CONCLUSIÓN. Tebow es lo más grande que ha pasado esta temporada NFL. No es que sin él nos hubiéramos aburrido porque a buen seguro que estaríamos discutiendo sobre otros temas igualmente interesantes. Pero la buena controversia deportiva siempre es buena si está correctamente enfocada. Así que, sabiendo que hoy me toca jugar en terreno hostil, espero que si bien no se compartan, en todo caso sirva para exponer otro punto de vista. Dudo que, de un tiempo a esta parte, no estemos ante la temporada en la que los Denver Broncos no hayan captado una gran parte de la atención de los aficionados. Gente a la que antes le importaba un pimiento lo que sucedía en la ciudad de las Rocosas, ahora se pega ante el televisor o el portátil para ver a ese tipo que ha revolucionado la regular season.
El problema nace cuando se forman grupos emocionales, solo dispuestos a menospreciar al contrario, a reírse de él y, como es habitual en estas situaciones, a evitar el debate sereno. Como hablaba con Kike, de los “pros”, los “anti” y los “itis”. Seguro que mucha gente se ha choteado de los pases de Tebow, pero no lo silenciemos, con igual fuerza han sido contestados por los que han querido presentar ya a Tebow como la quintaesencia de un “nuevo quarterback” que cambiaría la historia de la NFL y, en consecuencia, a chotearse de aquellos que intentábamos exponer unos argumentos razonados, equivocados  o no. Y ya tiene tela para alguien como yo, que viví aquella final Montana vs Elway con sabor agridulce (por la victoria de los 49ers pero también por el destrozo que sufrieron los Broncos) y mi simpatía por los Broncos tenga que recibir algunos emails insultantes.
En realidad, la carrera de Tebow me importa tanto como la de otros tantos quarterbacks de la liga. Ni me sentiré “ganador” si se confirman mis primeras impresiones, ni “perdedor” si el chaval acaba triunfando. Eso sí, hagamos un ejercicio de realismo y asumamos que si la aventura de Tebow fracasa, no busquemos otras justificaciones como tácticas, odios, receptores de poco nivel, técnicos incompetentes; él será el primer responsable. Con todo, como siempre he dicho, si llega el caso de dedicarle mi mejor post, lo haré gustoso. Rechazo las etiquetas y opino únicamente en función de lo que sea capaz de hacer en cada momento. Los Denver Broncos se ganaron hace tiempo un rincón en mi corazón, con o sin Tebow. 

jueves, 15 de diciembre de 2011

SOBRE TEBOW - BY BRONCO

Hola chicos, aquí os dejo con Bronco, que se ha vuelto a currar una magnífica entrada. Esta vez el tema a tratar no es otro que nuestro Quarterback, (aunque muchos lo desprecien negándose a llamarlo por ese nombre), en el que Bronco nos da su particular visión sobre la situación y comentarios que hay acerca de Tim, argumentándoles de manera brillante y que yo firmo de cabo a rabo. Estoy seguro de que disfrutaréis con esta entrada. Gracias Bronco.

SOBRE TEBOW
Está en boca de todos. Actualmente no puede haber ningún aficionado al football que no tenga una opinión sobre Tim Tebow. Como sabéis, todo el mundo quiere decir qué le parece y, como también sabéis, en algunos casos se opina desde el respeto y en otros no. Llamadme antiguo, pero yo soy de los que opina que no se puede valorar a un jugador en tan poco tiempo, y menos aún a un QB y menos aún en las condiciones en que Tebow ha cogido el mando del equipo. No hay que olvidar que Tim jugó el año pasado 3 partidos a final de temporada, con un entrenador jefe despedido y un entrenador interino que lo puso ahí a ver qué tal, por si sonaba la flauta. No ha tenido pretemporada y ha cogido las riendas de nuestro equipo en medio de una temporada empezada, con un récord muy negativo y con una playbook diseñada para otro QB radicalmente distinto a él. Creo que hoy en día se te califica de bueno o malo en muy poco tiempo. A los QBs hay que darles tiempo para que crezcan, rodearlos de las armas oportunas, tanto ofensiva como defensivamente y entonces, sólo entonces, cuando ha pasado el tiempo, valorarlos. Eso es obviamente imposible en la NFL de hoy en día en que, como bien dijo Elway, el futuro es ahora, no se piensa en la temporada que viene, toda referencia al futuro se hace al próximo partido, y punto.
Pues bien, fiel a mi filosofía, no voy a valorar aún a Tebow, entre otras cosas, porque no tengo una opinión formada al 100%. Lo que me dispongo a hacer en esta entrada es analizar algunas de las muchas críticas que se hacen sobre él e intentar rebatirlas, a ver qué tal. Por supuesto también podría rebatir muchas de las alabanzas que se le dedican, pero no lo haré en esta entrada por falta de tiempo y espacio. 


Empecemos:

1. Es la defensa de los Broncos la que gana los partidos
Estoy parcialmente de acuerdo. Me explico. Que la defensa está jugando mucho mejor que el año pasado y mucho mejor que a principio de temporada es algo evidente, no se puede negar. Es obvio que, si ganas partidos anotando 13 o 17 puntos, la principal razón de que los ganes es la defensa, no  lo niego. Pero no es todo defensa, ni mucho menos. Primero, porque esta es la misma defensa que encajaba muchos puntos a principio de temporada. Segundo, porque tu defensa puede aguantar al rival, anotar en intercepciones, provocar fumbles pero al final, en el último drive, los que tienen que anotar son los chicos del ataque. Mi teoría sobre esto es que creo que la defensa juega mejor por una cuestión de fe. Aviso, no hablo de fe religiosa ni nada de eso (sobre este tema volveré luego) sino de fe en su QB. Todos los que seguimos a los Broncos hemos visto a nuestro equipo llegar al final de los partidos y cagarla porque a Orton se le arrugaba el brazo. Ahora es todo lo contrario. Cuando tienes a un QB que sabes que se crece cuando toca, que si le das la oportunidad te ganará el partido, esto como defensa te hace jugar mejor, porque sabes que si te rompes la crisma para parar al rival servirá de algo. Creo que ese es el verdadero motivo por el que nuestra defensa juega bien y, en consecuencia, Tebow tiene un papel muy importante en esta mejoría defensiva, aunque sea indirectamente.

 2. No es un QB
Con todos los respetos, esto me parece una tontería. Tebow es un QB, ha jugado de QB toda su vida, en high school y en college. No es un QB prototípico, pero eso es distinto. Yo no sé si será un buen QB o no, porque, como he dicho antes, creo que es muy pronto para saberlo, pero no tengo ninguna duda de cuál es su posición. Que sea un buen atleta no implica que no pueda ser un QB. Porque entonces tampoco son QBs Vick, Newton, McNabb o Randall Cunningham, entre muchos otros.  Y, por cierto, ya puestos a cambiarle de posición, creo que la suya no sería la de fullback. Al menos no en un sistema pro-style, donde el fullback básicamente bloquea. Creo que sería más acertado considerarlo un RB de corto yardage, o para situaciones de goalline.



3. No tiene puntería
Veréis, sobre esto también tengo mi propia teoría, muy criticable y que acepto que no la tengo segura al 100%. Después de observarle jugar durante unos cuantos partidos, cada vez más creo que le problema de Tebow no es tanto de puntería sino de consistencia. El que no tiene puntería no la tiene en el primer cuarto, en el segundo, en la prórroga o echando una pachanga con los amigos, no tiene puntería y ya está. Pero ese no es el caso de Tebow. Tim falla pases aparentemente fáciles en los primeros cuartos, pero luego, en el cuarto o en la prórroga, esos mismos pases los acierta al milímetro, y eso es lo que me hace pensar que realmente su problema es que le cuesta mantener un nivel de juego alto durante todo un partido (algo preocupante también eh) o que funciona a rachas. Se puede argumentar que en los finales del partido la defensa te deja más espacio, para cubrir el pase largo. Es cierto, pero aún y así, si repasáis los últimos drives de todos los partidos, veréis que su puntería mejora muchísimo. Insisto, es una hipótesis y no estoy completamente seguro aún. Por cierto Bellichick ha dicho que su puntería y su mecánica de pase están bien.

4. Es un QB malísimo
Creo que sobre esto, hoy por hoy, sí se puede tener una opinión formada. Como he dicho antes, es pronto para determinar qué tipo de QB será en el futuro, pero con lo que hemos visto hasta ahora yo creo que está afirmación puede descartarse. Creo que ha demostrado  (sorprendiendo a propios y extraños) que al menos, no es tan nefastamente malo como muchos decían que era.

 5. La cuestión religiosa
A ver. Terreno peligroso. Obviamente es un friki de mucho cuidado, de eso no hay duda. Pero a mí personalmente me da absolutamente igual en lo que crea. No sé por qué hay tanta gente a la que le molesta que crea en dios o que rece antes o después de los partidos o que le dé las gracias a dios y a Jesús y al espíritu santo por todo lo que le pasa. A mí eso me da absolutamente igual, como si es de la iglesia de pastafarismo, qué más me da. Lo que me parece realmente mal es que se rían de él por esto y en cambio nadie diga nada de las celebraciones  de TD horrorosas que vemos cada domingo o peor aún, la cantidad de estrellas de la NFL que pillan en altercados, tiroteos o incluso violencia doméstica. Cada uno que haga lo que quiera, y si a él le apetece rezar antes de los partidos y arrodillarse y “hablar” con dios, pues oye, si eso le da fuerza y juega mejor, pues que lo haga, ¿qué mal hace?



6. Es injusto que toda la prensa atribuya las victorias de Denver a Tebow y no a la defensa y a los equipos especiales
En esto estoy totalmente de acuerdo, pero tengo que hacer alguna puntualización. Primero, no toda la prensa hace eso, sólo las webs generalistas, como la web oficial de la NFL o ESPN, que como hablan de todos los equipos, y tienen poco espacio para hablar de los Broncos, pues caen en el titular fácil y llamativo, y no nos engañemos, es mucho más llamativo decir que Tebow ha ganado el partido, que decir que lo ha ganado Prater o Dumvervil. Si se miran webs que hablan más detenidamente sobre los Broncos, ahí si se da a cada uno el crédito que merece.
Segundo, lo de atribuir los éxitos y fracasos exclusivamente a los QBs no es nuevo. Desde hace tiempo se viene haciendo y a mí personalmente me parece extraordinariamente injusto. Es evidente que el QB es la posición más importante ya no del football, sino seguramente de todo el deporte, pero también lo es que un QB sin una buena defensa, unos buenos receptores y un juego de carrera que cumpla no es nadie. Es decir, en esto si estoy de acuerdo con las críticas, lo que pasa es que no veo esas mismas críticas en otros casos. Por ejemplo, cuando se dicen cosas como “Brady machaca a Sanchez” o “ Romo pierde el partido” o “Rodgers nunca ha ganado en playoffs” se está haciendo exactamente lo mismo que con Tebow, pero entonces no veo tantas quejas.
En conclusión. Como he dicho antes, es pronto aún para valorarlo. Yo creo que habría que darle una pretemporada entera, preparando al equipo para jugar con él de titular (por cierto, creo que el año que viene tenemos muchos números de hacer una temporada muy mala, otro día explicaré por qué). Entonces, creo que sí tendremos suficientes datos para sacar conclusiones sobre él. Para acabar un apunte, se agradece profundamente que se haya calmado el tono del debate alrededor de Tebow en las últimas semanas. Por suerte (y espero que dure) ya no vemos esas acaloradas discusiones sobre él. Hay muchas cosas en la vida que son una mierda y por las que vale la pena enfadarse pero el football no es una de ellas.

lunes, 12 de diciembre de 2011

Broncos 13 - Bears 10

Unbelievable!  Unbeliavable!   Gritaba una y otra vez el comentarista de la Fox, tras el estratosférico Field-Goal de 59 yardas que anotó Pratter y que ponía el empate a 10 en el marcador. Para lo que sucedió después no encontró palabras, porque no existen, que lo pudieran describir.



Llevamos ya unas cuantas semanas viendo cosas realmente increíbles o prácticamente imposibles de realizar y que por suerte, fé, cojones, casta o como lo queráis llamar, llegan a materializarse dejando atónitos a propios y extraños, creando entusiasmo y odio a iguales proporciones, y por que no decirlo, haciendo a miles de personas evadirse de la situación tan complicada que nos toca vivir, y transportarlas a un mundo de felicidad plena, aunque nada mas sea por unas horas o minutos.
Pero lo de anoche no tiene explicación ninguna, escapa totalmente a cualquier razonamiento humano. No es posible que todos los planetas se alineen con todas las constelaciones y a la vez halla un eclipse solar y lunar. No puede ser, no, no se podía ganar. No es posible que hubiera una sola persona en el mundo, por muy Tebowmaniaca que sea que lo creyera, y si lo afirma miente como un político en campaña.
Lo que pasó anoche solo puede tener una explicación por muy absurda y estúpida que sea:
Dios existe y es de los Broncos.



Y tiene un nuevo plan para volver a evangelizar a la humanidad usando a Tebow como Mesías.
No hay otra. Incluso ya tiene su ejército romano que estaría encantado y deseoso de crucificarlo para la salvación del hombre. De la mano de Tebow y sus doce discípulos, Bailey, Dawkins, Williams, Bunkley, McGahee, Dumervil, Miller, Decker, Thomas, Pratter, Colquitt y Barber (el último en sumarse a la causa) se encargarán de devolvernos la Fé  y salvar al mundo del abismo en el que nos encontramos.
Así que Fariseos de la tierra, convertíos, aún estáis a tiempo de salvaros y ganaros una parcelita en primera línea de playa para cuando el Señor os llame.
Menuda ida de olla. Pero es que cuando me he puesto a repasar la libreta de apuntes que me hago durante el transcurso del partido, llena de tachones y anotaciones que ni yo mismo entiendo, no la encuentro ningún sentido que me ayude a analizar lo sucedido anoche, es mas creo que ni viene a cuento, porque el partido, ofensivamente hablando, fue lo peor y más insulso que recuerdo en años. En defensa puede llevar a engaño la escasa productividad del ataque de los Bears, porque la vi incluso peor que el día de los Vikings, y a poco fina que hubiera estado se habría visto el primer empate a cero desde 1943.
Ayer no se tuvo que encargar de sujetar el marcador, el ataque de los Bears estaba empeñado en no hacerles trabajar más de la cuenta y la defensa se acomodó, no tuvo más que esforzarse un poco en tercer down para cumplir expediente. Con esto no quiero desmerecer el maravilloso trabajo que vienen realizando durante toda la temporada, pero sería injusto que por ello nos tapáramos los ojos. Antes que aficionado a los Broncos lo soy al Football. Eso si, consiguió como siempre la big play que nos diera al menos, la opción de ganar el partido.




Y a pesar del desastre de partido que nos tragamos, aguantamos frente a nuestros monitores sin saber muy bien que cojones hacíamos ahí, sabiendo que el partido estaba perdido, que el sueño de los playoffs en el que ya imaginábamos Mile High engalanado para la ocasión, se esfumaba tan rápido como nuestros drives ofensivos. El próximo partido palmaríamos también, Oackland nos volvería a adelantar, los Chargers lo ganarían todo y nos obligaría a ganar los dos últmos partidos, cosa que sería imposible después del bajón que darían las dos derrotas.
Lo que pasó después ya es historia del Football y ahora, si San Diego gana a Oackland, sólo nos haría falta ganar a Kansas la última jornada en nuestro campo. Aunque parezca increíble, ahora si que tenemos un pie y medio en Playoffs. 
Palabra de Dios. 

martes, 6 de diciembre de 2011

Vikings 32- Broncos 35

Pues si, el Fullback a lo suyo, seis victorias, las últimas cinco de manera consecutiva, y una sola derrota para auparnos a falta de cuatro jornadas, a la primera posición de la AFC West, con un balance 7-5 empatados con Raiders.

Y es que lo que a priori se presentaba como el partido más "cómodo" para los Broncos, sólo había que mirar el parte de bajas de los Vikings, resultó ser una nueva prueba de fuego, con milagro incluido para no variar, para Tim Tebow, que para desgracia de muchos volvió a estar estelar cuando su equipo lo necesitó.
Antes del partido tenía la certeza de que las defensas dominarían el partido dando pocas opciones a los ataques y el resultado final volvería a ser tan corto como ajustado, pero muchos componentes de dichas defensas decidieron tomarse la tarde de vacaciones provocando infinidad de desajustes que permitieron que el marcador engordara hasta el 35-32 favorable a nuestro equipo.


Comenzamos el partido con muchas dudas en ataque ante la imposibilidad de correr, los Vikings aglutinaban mucha gente por el centro, lo que hacía que nos chocáramos contra una roca de manera continuada. Incapaces de buscar otras opciones, los Vikings se asentaban en el campo y se hacían los dueños del partido de la mano de un gran Ponder, que se repuso al instante de la intercepción que sufrió por parte de un Haggan que hizo olvidar por momentos al lesionado Miller. Con Gerhart y Harvin como escuderos pusieron patas arriba nuestra defensa que no se mostró como el bloque de esta temporada y se pareció más a la de temporadas anteriores en la que cada uno hacía la guerra por su cuenta. En el momento en que Ponder se entonó y encontró a sus receptores con facilidad, se creó un espacio enorme entre línea y secundaria que el rookie no supo leer y de haber aprovechado habría matado el partido. Este tipo de detalles los irá adquiriendo a base de partidos y creo que si lo cuidan, Minnesota tiene QB para la próxima década.


Los dos primeros cuartos estuvieron dominados por la defensiva de los Vikings, que con un gran Allen, este no entiende de vacaciones, maniataron por completo a nuestro ataque y de no ser por el error de Ponder que hizo que Haggan lo interceptara para Touchdown, el resultado al descanso podía haber estado sentenciado, pero sin embargo se llegó al descanso con un 15-7 favorable a los Vikings que permitía a los Broncos seguir metidos en el partido.
Y llegó el 3er cuarto y Tebow no esperó al último cuarto para ponerse el traje de salvador, que inspira al resto de compañeros a obrar el milagro. Y no fue tarde para darse cuenta de que la secundaria de los Vikings, y sobre todo Griffin se habían tomado en serio lo del día de vacaciones y en una de estas Tim encontró a Thomas para que anotara el touchdown que iniciara el intercambio de golpes que se sucedió en la segunda mitad del partido 15-14
A continuación Harvin realizó un slalom espectacular de 52 yardas tras pase de Ponder y ayuda de Goodman para poner el marcador en 22-14.
Cosby realizó un gran retorno para que en una jugada rota de esas que tanto gustan a Tebow, conectara nuevamente con Thomas, y éste se marcara un jugadón para anotar su segundo touchdown de la tarde 22-21.
Pero claro, ante la inoperancia de las secundarias, el día estaba propicio para que jugadores tan hábiles y rápidos como Thomas y Harvin hicieran de las suyas, y fue el excompañero de Tebow en los Gators el que firmara otro Highlight que ponía las cosas muy, muy complicadas a los Broncos 29-21.
Ahí reconozco, que veía la victoria prácticamente imposible, incluso con Tebow jugando a las mil maravillas como estaba haciendo. Hombre de poca fé...
Para entonces Elway ya estaba en la banda intentando transmitir su apoyo a su equipo, momento que aprovechó McGahee para realizar una carrera fantástica que nos diera la opción de empatar el partido. Y Tebow no desaprovecha esas oportunidades y convirtió de carrera para dos puntos empatando el partido.
Que temporada se está marcando!! 29-29.


El milagro estaba hecho, o no.. Porque Ponder también quería encumbrar su magnífico partido con la victoria y llevó a su equipo a Field-Goal Range con un gran drive en el que consumió mucho tiempo. Longwell no lo desaprovechó y lo convirtió dejando el marcador 32-29 a sólo 3 minutos para el final.
Pero sin inmutarse Tebow volvió a encontrar a Thomas con un magnífico pase de 40 yardas que nos colocó en su yarda 30. La defensa de los Vikings, con el apoyo de su público, consiguió frenarnos ahí, y hasta el bueno de Griffin, evitó lo que hubiera sido el touchdown de la victoria, impidiendo a Thomas volver a anotar con otro gran pase de Tebow. Pratter se encontró ante una situación comprometida con un Field-Goal de 46 yardas que resolvió de manera magnífica 32-32.
La pelota estaba en el tejado de los Vikings, y para desgracia de Ponder, un Goodman que llevaba todo el partido horrible, se anticipó a un mal pase del rookie para interceptarlo y dejar a Pratter en una posición inmejorable para anotar el Field-Goal de la victoria. 32-35.
Pudo haber ganado cualquiera, pero esa falta de experiencia que acusó Ponder en estas situaciones, resultó crucial e hizo que la balanza se inclinara de nuestro lado. Esta victoria nos deja, tras el fiasco de los Raiders en Miami, en una posición de privilegio para afrontar la recta final en la carrera por los Playoffs, que con Tebow al frente, ahora creo más que nunca que lo que parecía una locura pronunciar se va a convertir en realidad en tan solo cuatro semanas.


Por último apuntar que Orton puede llegar a no cumplir su venganza soñada al lesionarse en su debut con los Chiefs y puede perderse lo que queda de temporada, y otra cosa, os habéis dado cuenta como ha bajado el nivel de las críticas y el número de detractores de Tebow a medida que han pasado las jornadas, pues tranquilos, volverán, están ahí, escondidos, agazapados esperando a que cometa un error, que perdamos un partido. Os esperamos con los brazos abiertos.

sábado, 3 de diciembre de 2011

Previa Vikings - Broncos

A las 7 de la tarde, hora española, nuestro equipo se enfrenta, con la obligación de traerse la victoria, a unos Vikings en horas bajas, pero ante los que no puede haber ningún tipo de confianzas.


Hay que ver como pueden llegar a cambiar los pronósticos que cualquiera hacemos a principio de temporada y las aspiraciones de cada equipo tenía cuando empezó la misma. Los Vikings (por plantilla) partían como uno de los favoritos al anillo o al menos a disputar los playoffs pese a encontrarse en la división mas dura de la liga ya que no tenían un calendario, a parte de los duelos divisionales, demasiado exigente, y por contra de los Broncos no se esperaba mas que fueran consolidando la defensa sin ningún tipo de aspiración mayor. 
Pero llegamos a Diciembre con los Vikings sin jugarse nada (hace varias jornadas ya) y con los Broncos en plena lucha por los palyoffs. Ver para creer.


Nuestro equipo llega a Minnesota con la duda de si Von Miller podrá estar en plenas condiciones ya que hasta ayer no se ha podido entrenar con el grupo por una lesión en su pulgar derecho. El ha declarado que se encuentra perfectamente para jugar, pero ante la menor duda no se debería arriesgar porque es una pieza clave para la recta final de la liga. Por su parte los Vikings llegan con la enfermería repleta. Peterson (que alivio), Jenkins, Abdullah y Ty Johnson son las bajas mas importantes, además McNabb ha sido cortado esta semana para satisfacción de seguidores y compañeros que se habrán descansado al no tenerlo mas entre ellos.
La dirección del ataque estará a cargo una vez más, del rookie Christian Ponder, que pese a los resultados se va afianzando en el puesto y en los dos partidos que lo he visto me ha causado una buena impresión. Esta vez si creo que nuestro pass-rush se volverá a imponer ante una línea que ya no es la infranqueable de las últimas temporadas y que mañana tendrá trabajo extra para parar a Dumervil, Bunkley y compañía. Bailey se encargará de secar a Harvin y Gerhart no es el hermano blanco de Peterson por lo que nuestra defensa deberá imponerse al ataque Vikingo.


La batalla más importante del partido será la que disputen nuestro LT Clady con Jared Allen, el DE Viking.
Clady, pese a ser el jugador mas importante de nuestra línea, no está realizando una temporada demasiado brillante para lo que puede y se espera que de, por lo que deberá mostrar su mejor nivel para parar a la bestia del 69 y será vital que lo haga, ya que de verse superado quedará cerrada la principal vía de escape que utiliza Tebow en sus carreras. Nuestro juego de carrera tendrá que dar lo mejor de si para superar a un front-seven de los duros, será muy complicado ganarles la partida y habrá una guerra de trincheras que estoy deseando ver.Es también una buenísima oportunidad para que aprovechemos la mejoría de Tebow en el juego aéreo y lo usemos con más frecuencia de la habitual. Su secundaria es el punto más débil de la defensa y espero que al menos intentemos mas jugadas de pase porque es un día propicio para ello.
En definitiva es un partido que debemos ganar a toda costa si queremos seguir en la lucha por los playoffs, de perderlo nuestras aspiraciones de volver a jugar un partido de playoffs en Mile High, prácticamente terminarían ahí.
Apostaremos de nuevo por una victoria de nuestro equipo.

GO BRONCOS!!!!






lunes, 28 de noviembre de 2011

Chargers 13 - Broncos 16

Nueva victoria de Denver, cuarta de manera consecutiva, lo que hace que el parcial del "Fullback" sea de 5-1.



Y esta es una de las victorias que suman mas que la propia victoria, ya que a parte de eliminar de la lucha por los playoffs a un rival directo, (si es que no lo estaba ya) va a dar un plus de unidad y confianza en que el objetivo de llegar a la wild-card es real y alcanzable. A esa unidad creo que ayudará el gesto, que por cierto ya era hora, que tuvo Elway bajando a la banda para apoyar a los suyos. Ahí puede tener un papel fundamental mostrándose mas cercano a unos jugadores que sin duda le admiran y respetan por lo que dio a la franquicia y como a quedado demostrado puede ser bastante mas útil ahí que en las oficinas.


Vayamos por partes porque quizá el subidón de la victoria no nos deje ver que fuimos totalmente dominados tanto en defensa como en ataque por los Chargers. Por otra parte si analizamos plantillas esto debía ser así si o si, porque vamos lo de San Diego es de cárcel que con este equipazo, ya no solo que no gane, si no que tendría que arrasar en esta división.
Esta vez nuestra línea defensiva no fue capaz de superar a la ofensiva de los Chargers que se impuso con claridad en gran parte del partido, dando pie a que pudieran demostrar la infinidad de alternativas que ofrecen en un ataque que debería ser demoledor, pero que en los momentos claves se arruga o mas bien se le apaga la luz.
Ahí, en esos momentos es donde nuestra defensa da el paso al frente y dice "hasta aquí habéis llegado", y sacó toda su raza y empuje para no dejar a los Chargers irse en el marcador. De verdad que lo que está haciendo esta defensa este año, con los mimbres que tiene, es para besar el suelo que pisan. Dennis Allen eres un Crack. Conjuntar una defensa en la que hay una diferencia abismal de categoría entre unos jugadores y otros, darla ese carácter y verles tan comprometidos con el equipo es un logro mayúsculo por su parte. Mucho influye en este salto de calidad la profesionalidad y entrega de jugadores como Bailey, Dawkins y D.J. Williams.


Y es que sin esta defensa no podríamos haber ganado, no sólo este, si no ningún partido que hallamos jugado o estemos por jugar, porque nuestro ataque sigue incapaz de llevar el peso del partido.
Y eso que día a día vamos notando sensibles mejorías. Tebow cada vez es mas preciso y la línea se va consolidando y está realizando un gran trabajo abriendo rutas para la carrera. Os recomiendo que veáis varias veces la jugada decisiva de McGahee, la línea está sencillamente espectacular y hasta Beadles hace un movimiento de ProBowler.
Su defensa, pese al gran trabajo de nuestra línea, maniató nuestra carrera y sumado al escaso juego de pase que ofrecimos quedó prácticamente anulado, y digo prácticamente porque con Tebow en el campo no se puede sentenciar nada. No voy a volverme loco tirándole flores, pero es que cada día me tiene más ganado.
Simplemente hace lo que tiene que hacer y lo mas difícil es que lo hace siempre cuando lo tiene que hacer. Espero que no se convierta en habitual porque sería demasiado fácil dejar de valorar lo realmente difícil que es hacerlo cuando la defensa sabe o supone lo que vas o tienes que hacer. Por cierto los pases que realizó  anoche y el de TD a Decker siguen siendo mas propio de un Fullback.


Por hacer un símil con el fútbol, estos Broncos me recuerdan cada vez mas a esos equipos italianos a los que se enfrentaban nuestros equipos y que si no sentenciabas, no se sabe cómo, al final de la manera que fuera en el último minuto, te metían el gol de la victoria y te ibas a casa con cara de tonto.
Y esa cara de tonto se le quedó a Turner y al resto de espectadores que llenaban el estadio después de que Novak fallara el Field Goal de la victoria y acto seguido vio como era Pratter el que no fallaba tras el carrerón de McGahee. En esa jugada Fox demostró lo "zorro" o Fox que es pidiendo el tiempo muerto justamente en el momento en que Novak se disponía a patear.
De los árbitros cuando se gana no se suele hablar así que dejemoslo en un simple "no estuvieron muy acertados".
En definitiva un partido en el que como espectador, que a parte del resultado y el épico final,  fue para olvidar, pero que para el equipo vendrá muy bien para seguir afianzando el sistema de juego para el año que viene, que aunque los playoffs estén ahí y a quien no le hacen ilusión.., debe ser el verdadero objetivo de esta temporada.
Ah se me olvidaba, Colquitt eres una máquina.

miércoles, 23 de noviembre de 2011

Adiós Kyle by Bronco

Nuevamente Bronco ha sacado tiempo para colaborar en el Blog, con una entrada en forma de despedida al bueno de Orton. Desde aquí le deseamos lo mejor en su nueva etapa.

Adiós Kyle
Ayer saltó la noticia: Los Broncos han dejado libre a Orton. Antes que nada, pienso que éste es un movimiento que se hace por otro, es decir, lo más probable es que el mismo Orton haya pedido que lo liberen porque debe tener apalabrada su incorporación con otro equipo. En la web oficial de la NFL dicen que Chicago es el que tiene más números de contratarlo, aunque también han hablado de Houston. Yo tampoco descartaría a Washington, Seattle o Kansas City.
Aunque no es el motivo principal de mi entrada, creo que el mejor sitio donde podría ir es a Chicago. Sinceramente, no creo que Orton sea un gran paso adelante respecto de Leinart en Houston y además, creo que el ex de USC tiene algo que decir todavía en la NFL. En cuanto a Seattle y Washington, para mí es evidente que Orton es mejor QB que cualquiera de los titulares de esos dos equipos (titulares en plural, porque van cambiando de QB como de camisa) y obviamente, tras la lesión de Cassell, los Chiefs necesitan un QB para luchar por la división.  Lo curioso es que si vuelve a Chicago o se va a Kansas City jugará contra nosotros, lo cual, ya os adelanto, no me hace ni pizca de gracia la verdad, con lo quemado que debe estar…
La historia de Kyle Orton en Denver es sin duda difícil. Desde el primer día, siempre ha tenido la sombra de otro quarterback delante o detrás. Jamás ha conseguido ganarse a la afición de los Broncos.


Recordad que Orton fue el primero de los movimientos extraños (cagadas) del genio McDaniels, que, cuando fue fichado por Denver quiso traerse consigo a Matt Cassell, al que había entrenado en New England y que venía de hacer su gran temporada al frente de los Patriots por la lesión de Brady. Eso no sentó bien a la niña bonita Cutler y McDaniels, en un alarde de saber gestionar una plantilla decidió cargárselo, traspasándolo a los Bears por cuatrocientas rondas del draft… y Orton.
Y así es como el amigo Kyle aterrizó en Denver. Desde un principio tuvo que ganarse a una afición que aún no comprendía el traspaso de su QB franquicia. No obstante, su primera temporada fue muy buena, anotando 21 touchdowns para 12 intercepciones, con un porcentaje de pases completados del 62,1% y un muy buen QB rating de 86,8. Ese es el año en que nuestros Broncos empezaron arrollando y se hundieron en la segunda mitad de la temporada, quedándose fuera de playoffs con un record de 8-8.
A pesar de la decepción de no entrar en post temporada, Kyle se asentó como un buen QB al frente de la franquicia de Colorado, pero, cuando por fin había conseguido sacarse de encima el fantasma de Cutler, le apareció un enorme grano en el culo en forma de Heissman Trophy Winner llamado Tim Tebow. Por mucho que nos guste Tebow, hay que reconocer que no debe de ser agradable tenerlo de suplente.
A pesar de todo el revuelo que se montó alrededor de la estrella de los Gators, como era de esperar, Kyle ganó la titularidad en el training camp (ya sabemos que ahí se sale, otra cosa es en los partidos) y, durante los 13 partidos que jugó en 2010 anotó 20 touchdowns para 9 intercepciones, con un porcentaje de pases completos del 58,8 y un QB rating de 87,5, es decir, sobre el papel, se marcó una muy buena temporada, eso sí, los Broncos terminaron con un pobre record de 3-10 bajo su mando (recordemos que los últimos tres partidos, entre los que está la cuarta victoria ante Houston, los jugó Tebow).
Tras la debacle del año pasado y después de numerosas cagadas históricas, Pat Bowen, dueño de los Broncos, puso de patitas en la calle a McDaniels y trajo a Elway y a John Fox. Como era de esperar nuevamente, Kyle se ganó la titularidad en el training camp pero esta vez las cosas fueron diferentes. La afición estaba harta de perder, harta de hacer buenos números y de cagarla al final, harta de fallar en los terceros downs y en la red zone  y desde el primer partido pitó a Orton en cada jugada que éste fallaba, hasta que al final, la presión pudo con él y, tras una media parte desastrosa ante San Diego, fue substituido por Tebow. Sus números en lo que iba de temporada eran 8 touchdowns para 7 intercepciones y un QB rating del 75,7%, notablemente peores que los años anteriores (en esto sí se nota la buena mano de McDaniels).


Desde el momento que fue substituido ante los Chargers supe que Orton no volvería a jugar con nosotros. No por Tebow, sino porque la relación con la afición era ya imposible de salvar, la gente en Denver se había hartado de él y él se había hartado de ellos.
Se va por tanto el QB de los últimos dos años y medio de la franquicia. Sinceramente, le deseo lo mejor, creo que no ha tenido un papel fácil en nuestro equipo, constantemente cuestionado, ninguneado e incluso pitado por su propia afición. Hay que recordar que mientras el año pasado estaba liderando la liga en yardas de pase, muchos pedían que Tebow fuese titular. Yo, personalmente quería que Tebow jugase, pero tras un tiempo de adaptación a la NFL. Creo que la afición de Denver no se ha portado bien con Orton, no lo han tratado como se merecía. ¿Es un QB franquicia? Obviamente no, ¿te va a ganar muchos partidos? Tampoco, ¿es un líder? Todo lo contrario ¿se arruga en los momentos importantes? Siempre; pero ante todo, era nuestro QB, y teníamos el deber como afición de apoyarlo y hacerle las cosas más fáciles. Obviamente esta crítica va para los aficionados de Denver que lo pitaban en el campo, ¿os imagináis lo difícil que tiene que ser jugar en estas condiciones?
Que nadie me malinterprete, yo quiero que juegue Tebow y espero que los Broncos haga un esfuerzo por convertirlo en el quarterback del futuro, pero también creo que la transición entre un QB y otro tenía que haberse hecho de otro modo y en todo caso no en detrimento de un jugador que, durante todo el tiempo que ha estado aquí, ha intentado jugar lo mejor que sabe, teniendo todos los factores en su contra. Creo que sólo hay un motivo por el que una afición debe pitar a un jugador propio: que éste no se esfuerce. Pero ese no fue el caso de Orton. Kyle sí se esforzaba por jugar bien y realmente lo consiguió durante dos años, el problema es que no se le puede pedir más, nunca ha sido un QB ganador.
En fin, ésta es mi humilde despedida a Kyle Orton. Adiós Kyle, supongo que no te vas a llevar un buen recuerdo de Denver, y lo entiendo, tu relación con los Broncos era como una pareja que ha entrado en decadencia, que de facto está ya rota pero aún no se ha dado el paso. Por fin este paso se ha dado, espero que para el bien de ambas partes, que tengas mucha suerte allá donde vayas.


domingo, 20 de noviembre de 2011

¿No Fun League? Alguien tenía que decirlo…

El amigo ZomBee en su blog  ha escrito una magnífica entrada que debe ser de obligada lectura, no solo para los seguidores de los Broncos, si no para todo aquel aficionado al Football que se precie.
Espero que disfrutéis con ella:




http://thecommanderinchiefs.wordpress.com/2011/11/19/no-fun-league-alguien-tenia-que-decirlo/

sábado, 19 de noviembre de 2011

Broncos 17 - Jets 13

Con la del Jueves pasado frente a los Jets, ya son tres las victorias logradas de forma consecutiva para los Broncos, lo que deja un balance de 4-1 desde que el "Fullback" se convirtió en titular.

Qué subidón! Qué final!! Qué gozada!! Qué locura!!
Y todo ello tiene un nombre propio: TIM TEBOW. Qué huevos tienes!! Qué grande eres!!


Pero para ser justos vayamos repartiendo méritos y en primer lugar debe estar LA DEFENSA.
Y dentro de la defensa jugó un papel crucial, como viene siendo habitual, la línea, en la que Dumervil y sobre todo Bunkley estuvieron absolutamente inmensos, ejerciendo una presión brutal sobre Sánchez. Nos mantuvieron vivos durante el partido maniatando el ataque Jet que se vio superado por completo en las fases cruciales del partido, y en el momento que conseguían enlazar varias jugadas de mérito, acto seguido los paraban en seco sin posibilidad de avanzar.
Y de Miller que decir, su juego está teniendo un impacto crucial en la mejora de la defensa en cuanto a agresividad se refiere. Sin ser un líder nato parece haber contagiado al resto de la defensa esas ganas de merendar Quarterbacks que tiene el Rookie Defensivo del Año, que se ha convertido en una verdadera pesadilla para las ofensivas rivales, de las que consigue librarse con una velocidad que resulta imparable.
Woodyard y Mays rindieron a un nivel altísimo como vienen realizando a lo largo de la temporada, muy por encima de sus posibilidades pienso yo, y D.J. Williams nunca falla, su peor partido suele ser como poco correcto. Los cuatro se complementan a la perfección con la línea formando un front-seven que muchos gallitos de la competición ya querrían para si, quizás falte un pelín de profundidad de banquillo que se suple con la juventud de la mayoría de ellos.


La secundaria se vio totalmente beneficiada del magnífico trabajo que se realizó en la presión y resolvió sin demasiados apuros todo el peligro que llegó a su zona. La suma de la excelente presión y la veteranía de Goodman se convirtió en la intercepción para Touchdown del viejo guerrero de Carolina.
Tampoco se nos puede olvidar Colquitt, en un estado de forma espléndido, que volvió a conseguirnos unas magníficas posiciones de campo para nuestra defensa.
En general Dennis Allen está realizando un grandísimo trabajo, convirtiendo la defensa de madres del año pasado en una de las defensas mas incómodas, para cualquier ofensiva, de la Liga.
En ataque volvimos a estar inconsistentes y algo previsibles. Ryan volvió a demostrar que es un genio defensivo. Tiene una defensa muy trabajada, que sin grandes estrellas, exceptuando a Revis, cumplen a la perfección todo lo encomendado por el barrigón y muestran muy pocas fisuras. No nos dieron prácticamente opción a correr con lo que sumado a que McGahee, pese a jugar, no estaba recuperado y no pudo ofrecer su nivel habitual, inutilizó nuestro ataque que se estrellaba una vez y otra contra su línea.
Pero claro, si no nos matan y nos dejan una posibilidad, aunque sea ínfima, de ganar, TEBOW encontrará la manera de aprovecharla y conseguir la victoria.
Y los Jets se la dieron, ni más ni menos que en la yarda 5 de los Broncos, una completa irresponsabilidad y locura que realizó el equipo de T-Rex, además con 5 minutos en el marcador y un tiempo muerto a su disposición aún. "Están locos estos romanos" que diría Obelix.
Y si, lo hizo. Como cualquiera hubiera podido imaginar, solamente 95 yardas contra una defensa cansada o incluso agotada, aunque sepa lo que vas o tienes que hacer y sea una de las mejores de la liga, es a los ojos de cualquier experto en Football, mas o menos el pan de cada día. Así que no os emocionéis que tampoco es para tanto.
JAAAAAAAA


Y cambiando un poco de tercio, llegados a este punto está claro que ya no hay marcha atrás, se ha de apostar al 100% por el proyecto Tebow, a parte de su viabilidad, que puede resultar o no positiva, lo que ha dado Tim al resto del equipo no lo puede conseguir ni el mejor Head Coach que esté por llegar. El espíritu y la garra que ha transmitido al resto de compañeros no se entrena ni se aprende en ningún Playbook por complejo y bueno que sea y ellos lo saben y por eso están a muerte con él como se puede ver cada partido.
Además pienso que el margen de mejora es grandísimo y se va conseguir si todos reman en la misma dirección. 
Cada día veo mas claro que vamos a volver a ser grandes y todo se lo debemos a un "Fullback".